Se roba un Ferrari, pero no tiene para la gasolina y lo detienen

Se roba un Ferrari, pero no tiene para la gasolina y lo detienen

Israel Pérez Rangel aprovechó que un empleado dejó las llaves sobre el asiento para robarse el vehículo, pero se quedó sin dinero para la gasolina y al pedir para el combustible fue localizado y atrapado por los policías. 

Santa Ana, California.- Un hombre del sur de California protagonizó el peculiar robo de un Ferrari, pero no porque fuera aparatoso sino porque la suerte pareció no estar de su lado, del todo.

Israel Pérez Rangel entró a un centro de servicio en Costa Mesa, vestido con una chaqueta de Ferrari y al ver que el empleado había dejado la llave en el asiento de un auto de esa marca, aprovechó para llevarse el vehículo, de acuerdo con un video de seguridad.

El auto, modelo 458 Spider y con valor de 300 mil dólares, fue robado en octubre y el 1 de noviembre, el sospechoso fue visto en el Ferrari conduciéndolo erráticamente para después, detenerse en una intersección, de acuerdo con los reportes que recibió la policía.

Una llamada les indicó a los oficiales que el exótico automóvil fue visto en una gasolinera, donde el conductor estaba pidiendo dinero para pagar el combustible.

Anthony Bertagna, cabo de la policía de Santa Ana, dijo que los agentes respondieron al reporte.

Sin embargo, el conductor huyó, pero después fue encontrado detrás de arbustos cercanos a un hotel Holiday Inn y arrestado, informó la policía.

El auto fue hallado en muy mal estado, según el periódico Los Angeles Times, tenía los emblemas arrancados de la carrocería, los alerones rotos y la caja de cambios destruida.

Tras ser detenido, el sospechoso se declaró inocente del cargo de robo de auto.

El diario reportó que la aseguradora indemnizó a la propietaria del vehículo, la cual usó el dinero para comprarse un Lamborghini Huracán 2018.