Rechazo y desprecio a ex alcaldes en Quintana Roo

Rechazo y desprecio a ex alcaldes en Quintana Roo

El pueblo manda y si se equivoca, vuelve a mandar

En la reciente elección del pasado 5 de junio, los ciudadanos de Quintana Roo dieron un ejemplo de civilidad y hartazgo hacia la clase política, al dar paso con su voto a la alternancia del poder gubernamental e impedir que seis ex presidentes municipales que no cumplieron sus expectativas, compromisos y promesas, volvieran a gobernar sus respectivos municipios.

El electorado dio un voto de rechazo unánime a todos los ex alcaldes que intentaron reelegirse y servirse nuevamente de las mieles del poder.

La gente dijo No, a Julián Ricalde Magaña (PRD) en Benito Juárez (2011-2013), Filiberto Martínez Méndez (PRI) en Solidaridad (2011-2013), Alicia Ricalde Magaña (PAN) en Isla Mujeres (2008-2011), Trinidad García Arguelles (PAN) en Lázaro Cárdenas (2011-2013), Domingo Flota Castillo (PRD) en José María Morelos (1999-2002 y 2011-2013) y Gregorio Sánchez Martínez (ES) 2008-2010).

A pesar de su deficiente y cuestionable administración municipal, estos ex alcaldes tuvieron el valor, y  en su caso, el descaro, de postularse nuevamente para gobernar un municipio donde no cumplieron.

Los ciudadanos quintanarroenses tuvieron por primera vez la oportunidad de calificar a sus ex gobernantes y lo hicieron con el desprecio, prefirieron votar por nuevas opciones y darle la oportunidad a quienes van por primera vez.

La ciudadanía calificó que ningún era digno de volver a gobernar su municipio, muchos de ellos cuestionados y con cuentas pendientes.

En Cancún, los gobiernos de Gregorio Sánchez Martínez y Julián Ricalde Magaña, fueron cuestionados por algunos presuntos desvíos de recursos públicos, al grado que algunos funcionarios como el ex tesorero de Greg, Irvin Trigo Perdomos, continúa preso por peculado.

En José María Morelos, Domingo Flota Castillo, intentó alcanzar la presidencia municipal por tercera ocasión, a pesar que su gobierno perredista fue siempre cuestionado por nepotismo y corrupción.

Alicia Ricalde en Isla Mujeres y Filiberto Martínez en Solidaridad, tampoco salieron bien librados durante su gobierno, y ahora recibieron el rechazo generalizado.

Ninguno de ellos tuvo la calidad moral para recibir nuevamente el respaldo ciudadano y volver a gobernar su municipio; una muestra gratificante de que el pueblo tiene memoria y que los tiempos políticos han cambiado.

El proceso electoral del 2016 marcó un parteaguas en la vida política de Quintana Roo, entre lo que destaca, que muchas mujeres, 12 para ser exactos, ganaran sus candidaturas.

Paoly Perera Maldonado (Felipe Carrillo Puerto), María Cristina Torres Gómez (Solidaridad), Romalda Dzul Camal (Tulum), Perla Tun Pech (Cozumel) y Laura Fernández Piña (Puerto Morelos), ganaron sus respectivas presidencias municipales.

Para ocupar una curul en el Congreso, se apuntaron el triunfo, Candy Ayuso Achac, Tyara Scheleske de Ariño, Ana Patricia Peralta de la Peña, Leslie Hendricks Rubio, Laura Beristáin Navarrete, Gabriela Angulo Sauri y Mayuli Latifa Martínez Simón.

(Columna Víctor Flores)