Policías municipales y estatales rehenes de la delincuencia

Policías municipales y estatales rehenes de la delincuencia

Lejos de ofrecer seguridad a la ciudadanía, ahora militares cuidan de ellos.

La ola de inseguridad que golpea a Cancún no es la única preocupación de los ciudadanos benitojuarenses, sino que la policía municipal y estatal se han vuelto rehenes de la delincuencia, al grado que ahora a ellos los cuidan el ejército y la marina.

Mientras grupos delictivos se disputan la plaza de Cancún y otros delincuentes se dedican a los asaltos diarios a bancos, empresas, comercios y casas habitación, la policía municipal de Cancún se mantiene atemorizada por el incremento de la violencia.

El miedo invade a las corporaciones policiacas, que han recibido amenazas del crimen, algunas de ellas se han cumplido, con la suma de tres policías ejecutados en lo que va del año.

El ataque armado a la Fiscalía y a las instalaciones de Seguridad Pública en enero pasado, ha dejado una secuela de miedo, al grado que en cinco ocasiones durante este 2017, han solicitado el apoyo de militares para resguardar

sus instalaciones ante el temor por un nuevo ataque de la delincuencia.

El cierre de las avenidas Xcaret y La Costa en su intersección con la avenida Kabah, es un síntoma del temor que hay en las corporaciones, lo cual repercute también en la circulación vehicular de esta zona.

La preocupación es que los policías que deberían cuidar a los ciudadanos cancunenses, ahora son los militares y marinos quienes velan por la seguridad de los policías.